Un estudio estima  que en Chile en cada uno de sus rincones ya son un millón de perros vagos. Datos recogidos de “elquintopoder“.

Cuesta reconocer que en nuestro país ocurre este fenómeno de tal intensidad. Y en el último tiempo no hemos mal acostumbrado a ello, viéndolo  como algo de todos los días, particularmente divertido y pintoresco. Los encontramos  en los parques, plazas, en los carros del metro, en las protestas a veces  colaborando con las fuerzas del orden, incluso en algunas ciudades uno puede pensar que hay más perros que personas habitándola.

Otro  estudio pudo comprobar que la mayoría de los perros que pululan en las calles de Santiago y otras comunas de la Región Metropolitana no están en condiciones de abandono, son canes con dueño e incluso muchos tienen collar. Según el Centro de Atención Veterinaria de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología, un 70% de los perros que andan en las calles tiene un amo irresponsable. Datos recogidos por “Veoverde”.

Por ende las condiciones de los perros abandonados en nuestro territorio, no son condiciones marginales en el 100% de los casos puesto que mucho de estos perros, están bien alimentados, con sobrepeso. Esto nos debería hacer conciencia con una tenencia responsable y no ver a los animales como un objeto.

Por último tenemos que saber que no será fácil y que el costo será muy alto. En este sentido, el Estado debe realizar políticas públicas que apoyen a las municipalidades, quienes hasta ahora son las que deben asumir el costo que generan los perros en situación de calle.

 

Anuncios